¡Hola 2016! El camino se hace andando.

image

Primero que nada, ¡Feliz año!  Gracias por seguir dedicando tiempo a este espacio que no es más que el resultado de mis ideas personales y mis decisiones sobre distintos aspectos de la vida.

El 31 de diciembre del año 2014, publiqué una entrada llamada “Eso que tanto deseas”. Allí dije esta frase: “No te dejes engañar por la definición de felicidad que otros tienen, construye la propia.” Tengo aproximadamente 3 días pasando balance a lo que fue el año 2015, y puedo concluir que ha sido un año de difíciles decisiones pero que las mismas apuntaban precisamente a ese objetivo que te recomendaba: construí mi propia definición de felicidad.

Ha sido un año de grandes cambios y fuertes contratiempos,  de entrada y salida de personas y situaciones en mi vida,  por lo cual, hoy, a pesar de que ha sido una etapa de muchos conflictos personales, muchas diferencias de criterio, mucho defender lo que quiero y lo que deseo lograr, puedo decir que el resultado me satisface. Concluyo que hice las cosas como dice la canción de Frank Sinatra “I did it my way”. En verdad, puede que para muchas personas no haya sido la forma ideal, eso también lo sé, pero hay momentos de la vida en que no tienes chance de elegir lo que quieres y con lo que se te presenta en el camino debes tomar las decisiones que entiendes serán las idóneas. Le guste a quien le guste, su vida es suya y usted debe darle el giro que entienda que se merece.

Una frase que me surgió ayer en una conversación fue la siguiente: “Cómprese una vida y vívala, pero vívala bien”. Esta semana escribí sobre dejar a un lado el estar llevando la vida de los demás y dedicarse a arreglar la propia.

Un 1ero de enero del 2015 le puse puntos sobre las íes a aspectos de mi vida que me estaban drenando la energía. Otra vez es la misma fecha y no tengo arrepentimiento alguno. Queda aún la resaca de la etapa por la que la que atravesé y sigo pasando por estas aguas con turbulencia, pero vamos saliendo poco a poco, con Dios al frente.

La paciencia y el silencio en momentos de tensión han sido mis mejores consejeros. Hay vidas que veo en otras otras personas que definitivamente no quiero verme en su espejo. Por eso sigo mi camino y trazo el norte que quiero.

El camino se hace andando.

¡Feliz inicio de año!

Hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s